viernes, 27 de marzo de 2009

Los Coyotes en la era punkabilly

Dentro de unas horas, y después de más de 25 años, se subirán al escenario de la sala “El Sol” de Madrid la formación original de Los Coyotes, una de las bandas más interesantes y personales de las surgidas en los primeros años 80 en la capital. La reunión se ha visto propiciada por la publicación por parte de “Muster Records” de un vinilo de diez pulgadas llamado “La Estación Fantasma. Grabaciones completas de la era punkabilly” y en el que se recogen los singles que editaron entre 1980 y 1984. En principio la idea es interpretar un repertorio limitados a los temas de ese periodo, y bueno, personalmente creo que este es el ejemplo de reunificaciones que merecen todo mi respeto, para una fecha y con un fin concreto.

Con 19 añitos y recién llegado de Tuy (Pontevedra) a Madrid para estudiar Bellas Artes, el joven Víctor Aparicio Abundancia ya lideraba su propia banda de rock and roll. Gran admirador de Johny Burnet y Eddie Cochran, sus primeras composiciones buscaban un sonido más clásico, y pronto les llegó su primera oportunidad. Su debut fue en 1980 junto a Paraíso en las fiestas de San Isidro, aunque su despegue se produjo ese mes de junio cuando en el “Teatro Monumental” telonearon a Matchbox, un popular grupo de rockabilly ingles. En septiembre grabaron su primera maqueta con “El rey del billar” y “Ya no me fío más” y enseguida encontraron el apoyo de Rafa Abitbol desde su programa en “Onda 2” que, unido a sus múltiple actuaciones en lugares como el “Teatro Alfil”, “Marquee Madrid” o “El Jardín”, hicieron de ellos un grupo bastante popular.

Cuando por fin en 1982 consiguen grabar su primer single con GASA hay algunas cosas que han cambiado. Para empezar los Stray Cats han iniciado una exitosa carrera y en los gustos de Víctor se ha colado gente como The Clash, los Sex Pistols o Dr Feelgood, por lo que esas influencias se hacen patentes en las nuevas canciones. La fantástica “Extraño corte de pelo” los coloca como únicos representantes del punkabilly en España, consolidando su posición meses después con la publicación del maxi “Ella es tan extraña”.

A finales de 1983 inician un cambio estilístico con un gran single que incluía “Aquí estoy de nuevo” y que pone la primera piedra a lo que muchísimos años después se denominaría rock latino y del que Los Coyotes son auténticos pioneros. El giro definitivo se produjo en 1984 con la aparición de un nuevo maxi que incluye “El mono” en la que ya utiliza con brillante resultado los ritmos caribeños y de su primer larga duración un año después. Titulado “Mujer y sentimiento” a mi me parece un gran disco y debería reconocérsele como uno de los mejores de la postmovida, pero ya no queda casi nada de lo eran apenas un par de años antes. El coctel de salsa, pop, rock y otros ritmos latinos con una formación totalmente reestructurada le llevarían por otros derroteros totalmente distinto al de sus inicios, esos en los que Coyotes fueron una banda de punkabilly.

2 comentarios:

Curro dijo...

Víctor Coyote es, para mí,el mejor representante de la efervescencia creativa de los 80.Artista multidisciplinar,no hay que olvidar su faceta de pintor y diseñador gráfico, se adelantó a su época abanderando la hermandad latina." Hermanos de sangre " era su lema paniberoamericano.
El más osado de su época, nadó a contracorriente pasando del rock clásico al punkabilly y atreviéndose con las máquinas.
Recuerdo su gran conierto en la Plaza Mayor de Valladolid.

Antonio C. Dominguez dijo...

Victor Coyote es a mi juicio un bobo,un pedante,un absoluto analfabeto funcional y un niño de papá revenido en progreta...