domingo, 30 de noviembre de 2008

Chicago, 4 - Julio - 2001 (Wilco)

Ya he comentado alguna vez que mi artista favorito es Neil Young, y hoy por hoy, si tuviese que quedarme con un grupo, puedo decir sin dudarlo un segundo que Wilco serian los elegidos. Por desgracia no son muy conocidos por aquí y casi cualquiera al que le hable del milagro musical que supondría verlos juntos sobre un escenario me miraría con asombro y como mucho diría ¿Neil que..? Pues bueno, eso que para algunos es simplemente un sueño, para otros desde hoy por la noche en Nueva Escocia será una realidad, ya que la banda de Chicago teloneará durante un par de semanas por Canadá y el norte de Estados Unidos al viejo maestro.

Espero poder hablar más adelante del evento que se está desarrollando , pero de momento, y debido a que apenas he escrito un par de líneas referidas a ellos creo que el bootleg de la semana va a ser uno de Wilco. El elegido es el concierto que celebraron en el “Grant Park” de su ciudad el 4 de julio de 2001 coincidiendo con un momento bastante delicado de su carrera y que a la postre fue el último en el que participó como miembro de la banda el multiinstrumentista Jay Bennett, pero también el primero en el que Glenn Kotche se encargó de las baquetas. Completaban esa noche al grupo John Stirratt al bajo, Leroy Bach tocando un poco de todo (que también debutaba con el grupo en vivo)y por fin Jeff Tweedy a la voz y las guitarras.

Visto ahora con la perspectiva que dan los años, creo que se puede afirmar sin temor a equivocarse que Wilco han salido ganando con el cambio, aunque en ningún momento se plantease esa situación como parte del conflicto y sea más una comparación mía del antes con el después de la banda tomando como punto de referencia la odisea que supuso la grabación de “Yankee Hotel Foxtrot”. Existe una película documental llamada “I am triying to break yor heart” dirigida por Sam Jones en la que somos testigos de toda la gestación del álbum, y en la que se ve claramente como se va deteriorando la relación entre Bennett y Tweedy hasta el punto de que este último expulsa de la banda al primero con el argumento de que “un circulo sólo puede tener un centro”.

Pero que es lo que llevó al líder de Wilco, un hombre afable, con terribles migrañas y fama de buena gente, a echar del grupo a uno de los pilares básicos de la primera etapa banda en un momento tan incierto como el que estaban viviendo. Los enfrentamientos sobre la dirección que debía tomar el álbum y los arreglos eran constantes entre Jay (coautor de casi todas las músicas) y el resto del grupo, pero su punto más álgido se alcanzó cuando decidieron encargar la mezcla a Jim O’Rourke (productor de Sonic Youth) en contra de su opinión. Si en un principio se creyó que Jim era el padre de los ruiditos que inundan el disco y Bennett no los aprobaba, al final resultó que lo que realmente hizo fue eliminar algunos de los que había grabado la banda.

Pero para eso aun tendría que pasar un tiempo. Ese 4 de julio, en pleno proceso de grabación, la banda sonó de maravilla. El nuevo batería Glenn Kotche introduce una forma de tocar las canciones más musical y con más improvisaciones, y su aportación al sonido del grupo, a partir de ese momento, ha sido tan determinante como fue la de Jay Benett para “Being there” y siguientes para alejarse del sonido “Uncle Tupelo” (grupo previo en el que militaron varios miembros de Wilco) que aun se percibía en su primer disco. Presentaron cinco temas del “Yankee Hotel Foxtrot” que tienen ciertas variaciones con respecto a lo que luego editaron y el resto del repertorio con canciones de sus trabajos anteriores hasta completar las 16 durante la hora y cuarto que duró el show.

Además de la expulsión ya mencionada, al acabar de grabar el disco la cosa se complicó cuando Reprise Records (compañía de la banda y subsidiaria de Time Warner rechazó el disco. Consiguieron comprar las cintas de la grabación por unos 50000 dolares y, en lo que encontraban una discográfica, colgaron de forma gratuita el álbum en su web. Paradójicamente fue Nonesuch Records, otra subsidiaria de Time Warner, la que lo lanzó en la primavera de 2002, y gracias a la publicidad que tuvo su affaire, no sólo se lo descargó mucha gente, si no que con medio millón de discos vendidos en los primeros meses en Estados Unidos es, de momento, el que mejores números ha conseguido.

Es muy posible que vuelva dentro de poco no solo al grupo si no también al disco en cuestión. Yo lo descubrí en esos meses de peregrinación y, aunque acababa de empezar 2002, tuve claro que iba a ser mi disco de la década (y a punto de acabarla aun no he encontrado ninguno que lo supere). Y es que este periodo no sólo nos dejó el disco (tengo el doble vinilo y no hay nada como ponerlo en el plato y dejarse llevar por la música)si no también una película, varias horas de material desechado, demos, tomas alternativas... y este concierto, que fue el primer paso para lograr lo que hoy son, la mejor banda de rock del mundo.

Título del bootleg: Grant Park, Chicago, IL, July 4, 2001
Lugar y fecha: "Petrillo Band Shell Grant Park ", Chicago (Illinois), 4 - Julio - 2001
Listado de canciones:
01 – I am trying to break your heart
02 – War on war
03 – Shot in the arm
04 – She's a jar
05 – I'm always in love
06 – Airline to heaven
07 – Feed of man
08 – Remember the mountain
09 – California stars
10 – Kamera
11 – Ashes of american flags
12 – Red-eyed and blue
13 – I got you
14 – I'm the man who loves you
15 – Sunken treasure
16 – Outtasite (outta mind)

1 comentario:

Curro dijo...

Buen grupo,buen post y buen blog.