lunes, 22 de diciembre de 2008

Disco Náutico, la conexión Madrid - Galicia

Sé de alguien que va a disfrutar este post y si lo lee, que lo leerá, a él va dedicado. Juntos vimos y nos apasionamos con Josele en una pequeña discoteca cuando presentó el “Golondrinas, etc” en nuestra ciudad, y aunque no compartimos el que unos años antes dio Coque ante no más de cien personas en otro pequeñísimo local, seguro que también lo hubiese disfrutado. Aún no he hablado de ellos en este blog pero, el que lea los listados de canciones que publico el primer día de cada mes comprobara que, a ambos los tengo siempre muy presentes y les considero de los más grandes del rock en español.

Y es que ellos junto a Pablo Novoa (Golpes Bajos, La Marabunta, Nacho Mastretta, Josele Santiago, Iván Ferreiro, Los Enemigos, Los Ronaldos, Julieta Venegas, Ketama...), Oscar Avendaño (Siniestro Total, Los Profesionales, Los Casanovas) y Ricardo Moreno (Los Ronaldos, Vilma y los Señores, Mastretta, La Marabunta...) se reunieron el Bar Náutico de San Vicente Do Mar (Pontevedra) la noche del 13 de agosto de 2004 para realizar una jam session con público y que ahora ha visto, para alegria de muchos, la luz exclusivamente en vinilo y en edición limitada y numerada de 500 unidades.

Para todos los interesados en comprar, recibir más información o escuchar parte del disco lo pueden hacer en www.trilobite-records.com, una nueva discográfica que inicia su andadura con este título, y parece que lo hace sin una vocación mercantilista (y eso que el disco no resulta barato ya que son 20 euros más gastos de envío, aunque seguro que les llega justito para cubrir gastos). Los padres de la criatura se llaman José Antonio Mellinas y José Luis Ibañez, dos amigos, coleccionistas y amantes del vinilo que un día se platearon hacer los discos que a ellos les gustaría escuchar, y que con esta joya irrumpen con una fuerza (si no mediática sí de respeto en el sector ya que ofrecen un producto de calidad y bien hecho) no habitual entre primerizos.

En agosto de 2004 nos encontramos a Josele a medio camino entre “Golondrinas” y “Garabatos” y a Coque con “Sueños” (su segundo álbum, que pasó inadvertido y que merecería una segunda vida) recién publicado, que se reúnen en una playa de Pontevedra en compañía de unos cuantos amigos para realizar una jam con el único objetivo de pasarlo bien. Desconozco la forma en que se llevó a cabo ese cruce de caminos, pero seguramente en la amistad entre los músicos y en esa conexión Madrid – Galicia que tan buenos resultados ha dado a la música española, haya que buscar razón de ese mágico encuentro. La cosa es que la noche anterior, en el almacén del bar, tomo forma lo que la noche siguiente fue una auténtica fiesta del rock and roll.

El show se basó en temas de los Stones (You can’t always get what you want, Black limousine, Miss you y Honky Tonk women), pero también hicieron un pequeño repaso a la historia del rock, interpretando cosas de Buddy Holly (That’ll be the day), Rufus Thomas (Walking the dog), Dr Feelgood (I am a hog for you baby), Fats Dominos (Hello Josephine), Rufus Thomas (Walking the dog), Bobby Troupe (Route 66 que también grabaron Chuck Berry y los Stones) o Randy Newman (Have you seen my baby?), y algún clásico (que también lo es del rock patrio) de su repertorio como “Complejo” y “Guárdalo”.

Por lo que se puede escuchar disfrutaron sobre el escenario y sonaron como no lo hacen muchos de los que llenan pabellones y plazas de toros, es decir como un auténtico torbellino sonoro. Además, según cuenta en la web ya mencionada un asistente al concierto, los músicos se intercambiaron los instrumentos y también se subieron a aportar en algun momento su granito de arena al espectáculo Luca Frasca (Mastretta, Josele, Blue Perro), Elías Cassamo (percusionista mozambiqueño que trabajaba de cocinero del bar, recientemente fallecido y al que está dedicado el disco), Nicolás Pastoriza (Ectoplasma, La Marabunta, Bromea o qué?), Fran Casanova (Los Casanovas) y Piti Sanz (The Ellas, Los Contentos).

Parece que lo editado es sólo una pequeña muestra (Beatles, Dylan, Velvet Underground, Rob Stewart, Chuck Berry...) de lo que sucedió esa noche de agosto en una playa junto al atlántico y, aunque calienta el espíritu y compensa cientos de discos basura que se publican, te deja con ganas de más y te genera la pregunta de donde leches estaba yo ese día que no asistí a este evento irrepetible. Para compensar, amigo, ahora tengo esta joyita entre las manos que espero que pases a saborear por casa cualquier día de estos... Es sólo rock and roll, pero me gusta...

1 comentario:

Curro dijo...

Pues creo que te refieres a mí,¿ no, Diego ?
Ojalá podamos disfrutar juntos de algún concierto de la gira del "Loco encontrao".